Serigrafía tradicional - Serigrafía EO - Serigrafía tradicional en Ribadeo, Lugo
16339
page-template-default,page,page-id-16339,theme-bridge_2,bridge-core-2.6.7,woocommerce-no-js,translatepress-es_ES,woolentor_current_theme_bridge,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-overridden-elementors-fonts,columns-3,qode-product-single-tabs-on-bottom,qode-theme-ver-25.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-12,elementor-page elementor-page-16339

Serigrafía tradicional

SERIGRAFÍA TRADICIONAL

La serigrafía tradicional es el método de personalización de productos en el que somos expertos, ya que llevamos más de 30 años trabajando con él para ofrecer los mejores resultados a nuestros clientes.

 

Esta técnica se realiza manualmente, por lo que se puede considerar un proceso artesanal. Requiere de mucha atención y cuidado para que el acabado sea perfecto. En Serigrafía Eo, aunque la innovación está a la orden del día, la tradición sigue siendo sumamente importante para nosotros.

Tintas

Gran resistencia y durabilidad de las tintas

Diseños

Diseños con varios colores y gran definición

Aplicación

Aplicación en casi todas las superficies planas

Calidad

Alta relación calidad-precio

  1. El primer paso a llevar a cabo es la impresión de fotolitos, es decir, obtener el diseño a personalizar en uno o varios acetatos con tinta negra opaca, en función de la cantidad de colores. Si se necesita más de uno, éstos se separan previamente, utilizando un programa informático para obtener una plantilla por cada uno. El objetivo es conseguir la mayor definición posible para que el resultado final tenga la máxima calidad.

  1. Una vez hecho esto, se elaboran las pantallas de serigrafía. Son marcos de madera o metal con una tela tipo malla, en la que se colocan los fotolitos y se llevan a un cuarto oscuro para filmarlas. Mediante insolación, conseguimos transferir el boceto en la rejilla. Será a través de esta parte por dónde se introduzca la tinta en el material a estampar. Como sucede con los fotolitos, será necesario preparar tantas unidades como tonos se requieran.

  1. Por último, se incorpora la tinta al objeto a través de la malla. Si quisiésemos estampar una camiseta u otro producto textil, la colocaríamos en el pulpo. Esta máquina, fundamental en la serigrafía tradicional, actúa como soporte de la prenda para que no se mueva, permite instalar hasta seis pantallas a la vez y rotarlas para que todos los colores encajen a la perfección. Al realizarse de manera artesanal, la aplicación de las distintas tintas se realiza a mano con una regleta. Se repetirá las veces que sea necesario hasta conseguir el efecto deseado.

  1. Una vez finalizado este proceso, se deja secar y se realiza un planchado a presión (en el caso de los tejidos) para asegurar la máxima durabilidad

Aunque seamos especialistas en serigrafía textil, también la realizamos sobre otros materiales como madera o vidrio, siempre que la superficie sea plana:

Contacta con nosotros y pídenos presupuesto
Abrir chat